13. Nacimiento del Río Cuervo

Se encuentra situado a una distancia de unos 45 Km. del Albergue de Griegos.
Cualquier época del año es buena para visitar este espacio protegido, con sus bellísimos saltos de agua.

En cada estación sorprende: en primavera y verano con la abundancia de agua, vegetación y animales, y con el contraste de colores; en otoño e invierno con la gama de tonos, con la caída de hojas y con el paisaje nevado.
Además, su elevada altitud y la abundancia de precipitaciones en la zona permiten la presencia de especies de fauna (gavilán, azor, águila culebrera, lavandera cascadeña, mirlo acuático, ardilla roja, musgaño de cabrera, gato montés, trucha, murciélagos, libélulas, mariposas y moluscos entre otros) y flora (pinares de pino silvestre, sabinas, acebos, tilos, arces, comunidades de orquídeas, rupícolas y turberas, y prados húmedos) inexistentes en otros lugares.

Dentro del Monumento existen tres itinerarios para realizar la visita (el Sendero del Nacimiento del Río Cuervo, el Sendero de la Turbera y el Sendero del Pinar).
El recorrido hasta las cascadas (primeros 300 m. del Sendero del Nacimiento del Río Cuervo) es accesible para personas con movilidad reducida.